Exámenes para la detección del cáncer colorrectal

Exámenes para la detección del cáncer colorrectal. Es común que haya muchas personas sin ningún tipo de síntomas al padecer cáncer colorrectal. Es por ello que se deben llevar a cabo una serie de exámenes y pruebas para su detección. De hecho, hay varios tipos de exámenes se pueden realizar para la detección del cáncer colorrectal.

Los exámenes de detección son muy importantes para la verificación del cáncer cuando las personas no tienen síntomas para obtener un diagnóstico temprano. Incluso, cuando se sabe que existe la presencia de este tipo de cáncer se puede comenzar con un tratamiento respectivo a tiempo.

Grupos de prueba para detectar el cáncer colorrectal

Cada una de las pruebas que pueden ser realizadas para la detección del cáncer colorrectal a tiempo, tiene tanto sus ventajas como desventajas. Asimismo las pruebas para el diagnóstico de este tipo de cáncer están divididas en dos grupos.

El primer grupo son las pruebas de heces fecales, las cuales son examinadas para determinar si hay presencia de cáncer. Por lo general las pruebas de este grupo son menos invasivas y deben realizarse frecuentemente.

El segundo grupo se encuentra conformado por los exámenes visuales, y se llevan a cabo para analizar la estructura del colon y el recto para la detección rápida de cualquier anomalía. Los exámenes visuales pueden ser realizados por medio de un endoscopio, es decir, un tubo utilizado como instrumento que va acompañado junto a una cámara de pequeño tamaño y una fuente de luz en el extremo, para ser insertado en el recto.

Asimismo, los exámenes visuales también pueden hacerse por medio de imágenes especiales como rayos x.

Pruebas de heces fecales

Por lo general, las pruebas de heces fecales son muy fáciles de hacer, y consiste en hacer una examinación de las heces fecales del paciente. Cuando el resultado de este tipo de pruebas es positivo, es obligatorio el hacer una colonoscopia para determinar si existe la presencia del cáncer colorrectal.

Para la detección de sangre oculta en las heces se llevará a cabo una prueba inmunoquímica fecal (FIT). Esta prueba se debe hacer debido a que los vasos sanguíneos más grandes de los pólipos suelen ser más frágiles durante el paso del excremento y pueden lesionarse.

Los vasos cuando están dañados liberan sangre directamente en el color o en el recto, y aunque en pocas ocasiones hay suficiente sangre visible en las heces se puede descubrir si hay rastros de esta en la materia fecal.

La prueba de sangre oculta en heces basada en guayacol (FOBT) también se puede hacer para determinar la presencia del cáncer colorrectal. Por medio de este examen se puede detectar si la sangre proviene directamente del colon o de alguna parte del tracto digestivo. Igualmente, los médicos especialistas recomiendan que esta prueba se realice una vez al año.

Dentro de las pruebas fecales también se puede observar la prueba de ADN en las heces fecales, y consiste en descifrar las secciones anormales de ADN o de las mutaciones en ciertos genes que pudieran ser el causante de esta enfermedad.

Examenes visuales

Los exámenes visuales son obligatorios para poder visualizar la estructura del colon y del recto para saber si hay presencia de cáncer. Aunque este tipo de pruebas no se hacen con tanta frecuencia como las pruebas fecales son muy precisas y requieren de una preparación con antelación.

La colonoscopia es la prueba más común de los exámenes visuales, y para que el médico pueda ver si hay alguna anomalía el color y el recto deben ser vaciados y limpiados. De igual modo, también se puede hacer una colonografía por CT o lo que se conoce como colonoscopia virtual.

La colonoscopia virtual requiere de una tomografía computarizada y se toman gran cantidad de imágenes mientras está acostado en una camilla para estudiar cada parte del cuerpo de manera detallada. Por medio de esta prueba se puede tener una vista tridimensional del color y el recto para que el médico pueda hacer una detección más fácil del cáncer colorrectal.

Y por último, una persona que desee saber si tiene cáncer colorrectal también puede someterse a una sigmoidoscopia flexible. Para esta prueba se hará uso de un sigmoidoscopio o un tubo flexible y será introducido por el ano para obtener imágenes del colon y el recto y luego estudiarlas. Para este tipo de exámenes es indispensable que el paciente sea sedado o de lo contrario sentirá mucha molestia en la zona.

Todos estos exámenes son eficientes para detectar el cáncer colorrectal

Debido a que la mayoría de las veces el cáncer colorrectal no arroja ningún síntoma, los médicos especialistas recomiendan que las personas se sometan a una prueba fecal por año. Asimismo, si los resultados de este tipo de pruebas no son alentadores es importante recurrir a los exámenes visuales.

Un cáncer detectado a tiempo puede ser tratado con medicamentos, especialmente el colorrectal ya que tiene cura.




Fuente:

https://www.cancer.org/es/cancer/cancer-de-colon-o-recto/deteccion-diagnostico-clasificacion-por-etapas/como-se-diagnostica.html

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo