¿La actividad física puede prevenir algunas de las enfermedades inmunosupresoras en adultos? 

¿La actividad física puede prevenir algunas de las enfermedades inmunosupresoras en adultos? Si has sentido mucho cansancio últimamente, es posible que tu sistema inmune se encuentre debilitado. Cuando esto sucede, tu salud puede verse deteriorada y será más fácil contraer ciertas enfermedades inmunosupresoras. La actividad física fortalece el sistema inmune de los adultos, y el tener una rutina de ejercicio puede ayudar a que este responda de manera positiva.

A través de diversas investigaciones realizadas por los especialistas en las enfermedades inmunosupresoras, se ha podido verificar que la actividad física fortalece la inmunidad. Así mismo, las personas que ya padezcan de alguna de estas enfermedades, pueden aliviar sus síntomas a través de una rutina de ejercicio que no esfuerce su cuerpo.

El sedentarismo es el peor enemigo de las enfermedades inmunosupresoras en adultos

El sedentarismo trae consigo muchas desventajas, e incluso, es uno de los factores relacionados con los riesgos de mortalidad. Con el auge de la tecnología, la mayoría de las personas adultas prefieren estar sentadas durante todo el día ante un ordenador de escritorio, y se olvidan de cuidar su cuerpo y su organismo.

También, están quienes prefieren ver la tv o hacer otros tipos de actividades en las que no hagan falta poner a prueba sus condiciones físicas. Una vez que te acostumbras a llevar una vida sedentaria, son muchas las desventajas que pueden ocurrir en tu vida, y puede haber la aparición o el avance de las enfermedades inmunosupresoras.

¿Qué sucede si no incluyes en tu vida alguna actividad física?

Cuanto tu estilo de vida es sedentario, estas son las desventajas que pueden desencadenar ciertas enfermedades inmunosupresoras:

  • Pérdida de resistencia y de masa muscular

  • Aumento de calorías

  • Mala circulación en la sangre

  • Desmejoramiento en el metabolismo

  • Debilitamiento en los huesos

  • Desequilibrio hormonal

  • Inflamaciones en el cuerpo

  • Graves fallas en el sistema inmunitario

¿Cómo prevenir las principales enfermedades inmunosupresoras a través de la actividad física?

Existe una gran lista de enfermedades inmunosupresoras, y aunque algunas de ellas se pueden prevenir, otras no. En este caso, la actividad física mejora el funcionamiento del cuerpo humano, y quienes tengan una enfermedad inmunosupresora pueden tener una mejor calidad de vida por medio del ejercicio.

Existen ciertas enfermedades inmunosupresoras que son más frecuentes en las personas adultas, y al realizar alguna actividad física se pueden prevenir o mejorar las condiciones físicas si ya se padece alguna de ellas:

La diabetes

Estudios que han sido realizados actualmente, señalan que los pacientes con diabetes están propensos a tener un accidente cerebral, o un infarto. En consecuencia, la actividad física en su vida diaria puede convertirse en un beneficio muy importante. La actividad física es de gran ayuda por las siguientes razones:

  • Reduce la posibilidad de tener sobrepeso

  • Controla los niveles de azúcar en la sangre

  • Mejora la calidad de vida tanto de los que no padecen de diabetes, como los que tienen esta enfermedad.

La artritis reumatoide

Los adultos que realizan ejercicio regularmente, pueden disminuir los riesgos de padecer artritis reumatoide. Los músculos que rodean las articulaciones se mantendrán en mejor estado si practica alguna actividad física, y no es necesario que el ejercicio sea muy forzado para que pueda obtener beneficios:

  • Mantiene un peso corporal adecuado

  • Aumenta la densidad ósea

  • Disminuye el desgaste de las articulaciones

La esclerosis múltiple

Aunque esta enfermedad no se puede prevenir, las personas adultas que la padecen pueden obtener una mejor calidad de vida a través de la actividad física. ¿La actividad física puede prevenir algunas de las enfermedades inmunosupresoras en adultos? Muchas personas piensan que al tener esclerosis múltiple no pueden practicar ninguna rutina de ejercicio. Pero al contrario, una rutina física puede ser de gran ayuda para estos pacientes:

  • Previene otro tipo de enfermedades

  • Permite mantenerse en forma

  • Aumenta el bienestar emocional a través de la generación de endorfinas

Lupus Eritematoso Sistémico

Esta enfermedad no se puede prevenir, pero la actividad física es muy beneficiosa para quienes la padecen. El ejercicio permite un mejor funcionamiento de los órganos del cuerpo, y ayuda a mantener una mente más lúcida. Entre los beneficios que pueden obtener los pacientes con lupus a través del ejercicio se pueden observar:

  • Mejora la circulación sanguínea

  • Previene la osteoporosis

  • Aumenta la fuerza muscular

¿Qué tipo de actividad física se pueden llevar a cabo para prevenir las enfermedades inmunosupresoras?

Como ya pudiste ver, algunas enfermedades inmunosupresoras se pueden prevenir mientras que en otras se puede tener mejoría por medio de la actividad física. Al cuerpo no se le puede pedir más resistencia de la que pueda dar, por lo que puede comenzar con una rutina de ejercicio de 5 a 6 días por semana, y de 15 a 30 minutos por día.

Los minutos de ejercicios dependerá de tu resistencia física, y del tiempo de sedentarismo que has llevado.

¿La actividad física puede prevenir algunas de las enfermedades inmunosupresoras en adultos? ¿Qué tipos de ejercicios pueden mejorar tu calidad de vida?

  • Ejercicios suaves

  • Caminar

  • Bailar

  • Nadar

  • Manejar bicicleta

  • Yoga

  • Pilates

Escoge el tipo de actividad física que más te guste para prevenir enfermedades inmunosupresoras

¿La actividad física puede prevenir algunas de las enfermedades inmunosupresoras en adultos? Para que te sientas cómodo con la actividad física que realices, debes escoger la rutina que más te guste. No es necesario que le exijas mucho a tu cuerpo para que el ejercicio comience a ofrecerte las ventajas que andas buscando.

Mientras realices alguna actividad física, también es importante que hidrates tu cuerpo de la manera adecuada. Es probable que al comienzo de cualquier rutina de ejercicio sientas mucho cansancio y dolores musculares. Pero con el tiempo, notarás muchos cambios que te harán sentir muy bien.

Si no tienes una enfermedad inmunosupresora puedes prevenirla por medio de la actividad física. Y si padeces alguna de ellas, puedes mejorar tu vida de manera positiva con ejercicio.




Fuentes:

https://www.hablemosdelupus.org/lupus-y-ejercicio-fsico

Daniel García, Enfermero y fisioterapeuta.

https://www.vivosano.org/el-ejercicio-y-la-prevencion-de-enfermedades/

5 vistas0 comentarios

¡Tu Farmacia Especializada en Ti!

SOLMEDIX SOLUCIONES MEDICAS SA DE CV

MONTERREY NUEVO LEÓN, MÉXICO