Cuidados que debe llevar un paciente con trasplante de hígado

Cuidados que debe llevar un paciente con trasplante de hígado. El trasplante de hígado ocurre cuando se extirpa el hígado que ya no se encuentra en buen funcionamiento, y es reemplazado por un hígado saludable proporcionado por un donante. Asimismo, al ser una operación complicada, el paciente con trasplante de hígado debe llevar a cabo algunos cuidados antes y luego de la cirugía.

Luego de que un paciente se somete a una cirugía de trasplante de órgano, debe llevar a cabo una rutina de cuidados para que la cirugía sea exitosa y pueda llevar una mejor calidad de vida.

¿Por qué se lleva a cabo el trasplante de hígado?

Las personas con cáncer de hígado o con insuficiencia hepática, pueden ver el trasplante de hígado como una opción viable. Hay muchos tratamientos que pueden ser utilizados para tratar los problemas de hígado, sin embargo, cuando la enfermedad está en su nivel avanzado, los pacientes tienen la oportunidad de recurrir a esta cirugía.

Si bien es cierto, el trasplante de hígado es un proceso complicado debido a que puede haber rechazo del hígado donado, infecciones, sangrado, y otros síntomas que pueden ser a largo plazo. Por eso es importante mantener una vida saludable antes de una cirugía de trasplante de hígado, y luego de ella, los cuidados deben ser estrictos ya que de ello dependerá el obtener buenos resultados.

Cuidados indispensables para el paciente con trasplante de hígado

Entre los cuidados que debe tomar en cuenta un paciente con trasplante de hígado, se encuentran los siguientes puntos:

Permanecer en constante chequeos

Una vez realizada la cirugía de trasplante de órganos, es importante que el paciente se realice estudios clínicos y constantes estudios. De esta manera se podrá hacer la prevención y el control de las afecciones que en algunos casos pueden aparecer luego de la cirugía.

Afrontar el proceso

Antes del trasplante de hígado y luego de la cirugía, puede haber muchas emociones encontradas por miedo a un rechazo del órgano, o por cómo será la vida luego de la operación. Es importante no quedarse aislado del mundo exterior, y compartir con los familiares y amigos, ya que serán el mejor apoyo para enfrentar este proceso.

Llevar una alimentación balanceada

Una vez que el paciente ya ha sido sometido al trasplante de hígado, debe hacer un cambio radical en su alimentación para comenzar a llevar una dieta balanceada. Entre los especialistas que se encargaran del trasplante de hígado habrá un nutricionista que se encargará de evaluar las necesidades nutricionales, para hacer saber al paciente lo que debe comer y que no.

Para que el hígado trasplantado permanezca saludable, se debe evitar el consumo excesivo de sal, azúcar, y debe evitarse las bebidas alcohólicas. El jugo de pomelo también debe ser excluido del plan alimenticio, porque puede producir efectos adversos al ser combinado con ciertos medicamentos inmunosupresores.

El plan de nutrición incluirá:

  • Comer 5 porciones de frutas al día

  • Comer aves, carnes magras, y pescado

  • Incluir fibra en las comidas diariamente

  • Consumir productos lácteos que sean bajos en grasa

  • Sustituir los alimentos procesados por los integrales

Hacer alguna actividad física

El ejercicio no puede faltar dentro de tus rutinas diarias al ser paciente de un trasplante de hígado. De esta manera te mantendrás en un estado físico y mental de alta calidad. Luego de haberte recuperado de la cirugía, debes caminar, y a medida que vayas evolucionando puedes incluir algunas rutinas de actividad física diarias.

También, puedes hacer las siguientes actividades físicas para mantenerte saludable:

  • Andar en bicicleta

  • Nadar

  • Rutinas de ejercicio de bajo impacto

Por supuesto, las sugerencias del médico especialista serán fundamentales para saber con precisión qué tipo de actividades físicas serán las más adecuadas para ti.

Al seguir los cuidados luego del trasplante de hígado podrás llevar una mejor calidad de vida

Es importante que te mantengas saludable luego de un trasplante de hígado, de esta manera podrás seguir con una vida saludable. El tiempo de recuperación puede tardar entre 6 meses o un poco más.

Sin embargo, luego de la cirugía puedes comenzar con un plan nutricional adaptado a ti y seguir con tus chequeos para estar seguro de que tu organismo está respondiendo de manera adecuada.

El cómo te sientas dependerá del cuidado que incluyas en tus rutinas diarias para que tu calidad de vida sea positiva.





Fuente:

https://www.mayoclinic.org/es-es/tests-procedures/liver-transplant/about/pac-20384842

4 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo